abogadospenalistasmadrid

Tiene un problema que resolver y ha decidido ponerse en contacto con un abogado. Tal vez sea la primera vez que esto sucede, o al menos la primera vez que conoces a ese profesional en particular. En cualquier caso, antes de llamar a su oficina, es bueno que llegues preparado. No a nivel legal, Dios no lo quiera (para eso, de hecho, está el abogado). Lo importante es saber cómo tratar con él a nivel humano. Por este motivo, decidimos elaborar una lista de las cosas que debes saber antes de contactar con un abogado .

Como toda relación profesional, la que existe entre el cliente y su abogado también puede ir acompañada de prejuicios o malentendidos. En este caso, entonces, estamos hablando de disputas legales o disputas, lo que corre el riesgo de agregar tensión a la relación. Para ser eficiente, y por tanto tener más posibilidades de éxito y victoria en los tribunales, el trabajo del abogado debe desarrollarse en un ambiente de sinceridad, colaboración y respeto mutuo.
El abogado debe saber la verdad.
Puede parecer una sugerencia trivial, pero probablemente sea la más importante. Cuando acude a un abogado y le cuenta su problema, debe ser honesto . Es decir, debe decir la verdad aunque crea que está equivocado, o si ha hecho cosas de las que se avergüenza.
El abogado no juzga a sus clientes , ni los denuncia si confiesan un delito. Su trabajo es defenderte aunque seas culpable y está sujeto al secreto profesional. En otras palabras, no puede revelar a otros la información que le das.
Seamos claros: si quieres decir una mentira eres libre de hacerlo, porque mentirle a tu abogado no es delito . En el mejor de los casos, mentirle al abogado de otra persona es si te está escuchando durante la investigación de su defensa en un juicio penal. Ser honesto con tu abogado es más una cuestión de oportunidad: solo si él sabe cómo fueron realmente los hechos, o al menos sabe lo que tú también sabes, el abogado puede defenderte de la mejor manera.
El abogado debe ser pagado
Uno de los problemas más frecuentes con los que se encuentran los profesionales es el de los clientes que no pagan, pagan tarde o esperan pagar menos de lo acordado.
El tiempo de un abogado es dinero. Por eso, para construir una relación de confianza es fundamental ser respetuoso con su profesión y premiar su trabajo. Incluso si el abogado es un familiar o un amigo cercano, siempre es bueno ofrecerle una tarifa: el tiempo que te dedica se lo quita a otros clientes o a sus compromisos personales. Haz clic aquí en mejores abogados penalistas de Madrid