Georgina Escobar

Centroamérica.

De pequeña soñaba con ser artista. Sin embargo una mañana me desperté del sueño siendo una estudiante de psicología con un saco de 21 años al lomo repleto de retazos memorísticos. Desde ese instante me decidí a pintar con palabras las aparentes trivialidades de la vida y decorar los nuevos retazos que la misma me vaya otorgando.