Websites

elenarunner

Madrid,

Llevo unos nueve años corriendo. Ya he perdido la cuenta. Los mismos que llevo al lado de mi pareja. Antes de conocerla jamás pensé que correr pudiera convertirse en una de mis grandes aficiones.

Los comienzos no fueron fáciles. Apenas aguantaba diez minutos a un ritmo ridículo y recuerdo como me dolía todo el cuerpo.

Durante mi primer embarazo tuve que hacer una pausa. Apenas un mes después de dar a luz retomé la actividad. Ahora, en mi segundo embarazo, he seguido corriendo, pero con mucha menos frecuencia.